Simjat Bat

Cuando nace una niña judía se acostumbra a realizar una ceremonia donde el padre es convocado a la lectura de la Torá en la primera semana de vida, en donde también recibe una bendición especial para su esposa y su hija. Se suele completar el ritual con la designación de un nombre hebreo para la niña.

Brit Milá

Este ritual se conoce como brit, pacto. La palabra para circuncisión es milá. De esa manera, brit milá, el nombre completo, significa “El Pacto de Circuncisión”
Brit Milá es el pacto que consiste en cortar y/o quitar el prepucio que cubre el extremo del pene, órgano reproductor masculino. También se denomina Pacto de Abraham Avinu pues fue el primer hombre que lo realizó como tal y dentro de estas dos denominaciones se incluyen todas las leyes correspondientes a su realización.
Mientras que todas las Mitzvot presentan una experiencia de transformación, el Brit es la única que deja una permanente impresión en la persona. Creemos en el efecto de transformación cuando cumplimos con las Mitzvot, pero ésta es la única cuyo efecto es visible.

Bar y Bat Mitzvá

Un niño alcanza la madurez religiosa y se convierte en responsable de cumplir todos los mandamientos de la Torá a los 13 años. Una niña asume la misma responsabilidad un año antes, a la edad de 12, debido a que maduran antes.
A esta edad, los jóvenes, hombres y mujeres adquieren la madurez intelectual para discernir entre el bien y el mal y modificar su comportamiento en consecuencia.
Bar Mitzvá, literalmente, significa “Hijo de Mitzvá”, que describe al joven ahora responsable de hacer todas las Mitzvot (mandamientos). Bat Mitzvá literalmente significa “Hija de Mitzvá”, la joven ahora es responsable de observar todas sus Mitzvot.

Matrimonio judío

Desde siempre, el hogar ha sido la fuerza espiritual del pueblo judío. Es la institución básica y central de la vida judía.
Una boda judía, no se considera sólo una sociedad. De acuerdo a la Cábala, la pareja, antes de bajar al mundo era parte de una misma alma. Al bajar, estas dos mitades se envisten en distintos cuerpos, mitad hombre y mitad mujer. Cuando llegan a la adultez, se buscan hasta reencontrarse y Hashem los une bajo la Jupá.
El casamiento judío no es solo una unión sino una reunión de estas dos mitades, que por fin se vuelven a unir. En hebreo la ceremonia del casamiento es llamada Kidushin: consagración. Un acto santificado y un mandamiento divino, en el que se refleja una vida dedicada a valores e ideales espirituales.

Avelut

El duelo (avelut), es la última de las instancias del Ciclo de la vida. El desafío es aprender, recordar y traer a la memoria los momentos compartidos con el ser querido.
La veneración hacia los seres queridos desaparecidos es principio básico de la tradición judía. Fue el propio primer patriarca, Abraham, quien estableció la tradición de tributar a los muertos el respeto merecido. En su trayectoria errante, Abraham no se olvidó, de fundar el “Mearat Hamajpelá” que sirvió de cementerio para su esposa Sara, para él mismo, para Itzjak y Rivká y para Yaacob y Lea. Esta tradición de velar por un sitio propicio para el último descanso de los desaparecidos se prolongó a través de los siglos, hasta hoy día.