“El verdadero educador no es el que simplemente enseña hechos, sino el que enseña al niño a pensar por sí mismo, a encontrar respuesta a sus propias preguntas basándose en el principio que ha aprendido… esto es coherente con el motivo por el cual Di-s creó el universo: para que cada individuo tuviera el deseo y la libertad de actuar virtuosamente”

De las enseñanzas del Rebe de Lubavitch.

Nuestra Misión

Ofrecer una escuela de excelencia, donde la calidad educativa, el respeto, la unicidad de cada alumno y la formación judía, sean los ejes centrales de la educación integral de nuestros alumnos; recibiendo a todos los niños y sus familias sin dejar a nadie por fuera del sistema educativo.

“Nuestro Compromiso, las Generaciones Futuras”

Nuestro Proyecto

Concebimos a La Escuela de Hilel
como un lugar de pertenencia y referencia.
Como un espacio privilegiado
para la socialización y expresión de intereses.

Nuestra premisa es la educación integral del niño:

  • Atender a todos los aspectos que hacen al desarrollo de su personalidad.
  • Respetar sus características individuales.
  • Desarrollar su identidad judía respetando las vivencias de cada familia.
  • Favorecer la valoración y el desarrollo del potencial espiritual de cada niño, es decir, de sus propias almas.
  • Favorecer el desarrollo de personalidades capaces de enfrentar un mundo en constante cambio.

Nuestro desafío es brindar a nuestros alumnos:

  • Las oportunidades, vivencias y experiencias que le permitan valorar y desarrollar su potencial interior, convirtiéndolas en personas íntegras, solidarias e interesadas en las necesidades del prójimo y capaces de asumir responsabilidades con autonomía.
  • Las herramientas necesarias que les permitan desenvolverse con eficiencia en la sociedad actual.

Nuestros objetivos:

Guiar, acompañar y facilitar que nuestros alumnos sean capaces de:

  • Construir la conciencia de pertenencia al Pueblo Judío.
  • Sentir la responsabilidad de ser parte de nuestra continuidad.
  • Desarrollar al máximo sus aptitudes individuales.
  • Desempeñarse de manera autónoma y responsable.
  • Comprender la importancia y el efecto que tienen las acciones individuales en la construcción de un mundo mejor.
  • Adquirir sólidos conocimientos en las diferentes áreas disciplinares.
  • Organizar sus ideas en el intercambio dinámico con los otros significativos: familia, docentes y compañeros, respetando los diferentes puntos de vista.

Nuestro fundamento:

Educar hacia la solidaridad, desarrollando en nuestros alumnos la bondad interior inherente a cada uno.

“Nada es demasiado pequeño, ni demasiado grande, cuando se dá de uno mismo”

“Hilel decía:
Si yo no soy para mí, ¿Quién es para mí?

Y si soy sólo para mí, ¿Qué soy yo?
Y si no ahora, ¿Cuándo?” (Pirkei Avot 1:14)